8/6/16

Turismo religioso: Zacatecas-Jalisco-Guanajuato

Hace poco más de 10 años, fui con mi familia a algo que se le conoce como turismo religioso, para mi familia era una excursión para ir a ver al santo niño de Atocha, el niño de las Palomas, la virgen de San Juan de los Lagos, y para culminar el Cristo Rey en el cerro del cubilete. En términos generales, el turismo religioso, “complementa la importancia del turismo cultural” y “representa una oportunidad para el desarrollo de actividades turísticas, ya que, a diferencia del turismo tradicional, éste hace viajes repetidos al mismo sitio en un periodo menor y por lo tanto resulta ser un turismo más fiel al sitio de visita”. Las muestras de devoción de nacionales y extranjeros, sobre todo del culto católico, se han convertido en la imagen común de muchos templos, especialmente de aquellos que poseen imágenes milagrosas como la Virgen de San Juan de los Lagos, en Jalisco, y el Señor de Chalma, en el estado de México. En el país tienen lugar, durante todo el año, procesiones y peregrinaciones en honor a diversos santos, vírgenes y patronos. Sin embargo, son las de Semana Santa, tradicionales por su realismo y sufrimiento, y las del 12 de diciembre, dedicadas a la Virgen de Guadalupe, las más conocidas internacionalmente. Ya entrando en el tema del viaje he de narrar brevemente las particularidades de dichos sitios:
El primer punto de parada fue Plateros, en el municipio de Fresnillo, Zacatecas, de acuerdo con los lugereños, Plateros es el tercer centro religioso más importante del país, ya que ahi se encuentra el Santuario del Santo niño de Atocha cuya figura fue traída desde Atocha en España. También se venera al Señor de los Plateros. El santuario es visitado por miles de peregrinos durante el año, siendo el 25 de diciembre el día de su fiesta mayor. En él se pueden observar miles de exvotos en donde los fieles agradecen al Santo Niño por los milagros realizados. Dentro del santuario existen salas completamente tapizadas de éstos exvotos creados por los fieles, donde dan su testimonio sobre milagros realizados por el Santo Niño de Atocha. Desde lo alto del cerro que está en frente de la iglesia se pueden observar los llanos semi desérticos de Zacatecas así como una vía del ferrocarril y a lo lejos algunas lagunas con poca agua.
El segundo punto del viaje fue un pueblito llamado Tacoaleche, Zacatecas es el lugar donde se adora a el niño de las palomas y ahí se reúnen miles de fieles procedentes de diferentes estados de la República, y también de algunos países centroamericanos y de Estados Unidos para agradecer al Niño por algún algún favor recibido y el día 7 de enero es su festejo La parada siguiente es, El Cristo Roto de la Isla es una de las cinco esculturas más grandes de México. Se encuentra edificada en el corazón de la Presa Presidente Calles, en el municipio de San José de Gracia, Aguascalientes, en México. Mide 25 metros y está montada en una base de 3 metros de concreto premezclado y acero reforzado dando un total de 28 metros de altura.La imagen está inspirada en el éxodo ante la catástrofe de la que fue objeto la población, además de ser un recordatorio de los enfermos y oprimidos.
El cuarto sitio fue San Juan de los Lagos, donde se venera a la virgen de San Juan de los lagos o Cihualpilli la cual es visitada por millones de peregrinos al año llegados de todos los rincones de México, parte de los Estados Unidos, América Latina y algunos lugares de Europa, cuya basílica ocupa el segundo lugar en cuanto al número de visitantes en México, pues el primer puesto lo tiene la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.
Finalmente ya en Guanajuato tuvimos como destino el Cerro del Cubilete, que es una elevación situada en el municipio de Silao, y es supuestamente el "centro geográfico" de la República Méxicana. En su cima se encuentra el monumental Cristo de la Montaña, construido en los años de 1940, pero un monumento anterior data de la década de 1920, el cual fue bombardeado y dinamitado por órdenes de Plutarco elias Calles, en el contexto de la Guerra Cristera. Actualmente es uno de los más importantes y más representativos de la fe católica en México, recibiendo multitudinarias peregrinaciones durante todo el año. Desde la cima se pude apreciar una amplia vista del bajío guanajuatense.
Creditos: Blogger Publicado por Enrique Aguilar