8/6/16

Turismo religioso: Zacatecas-Jalisco-Guanajuato

Hace poco más de 10 años, fui con mi familia a algo que se le conoce como turismo religioso, para mi familia era una excursión para ir a ver al santo niño de Atocha, el niño de las Palomas, la virgen de San Juan de los Lagos, y para culminar el Cristo Rey en el cerro del cubilete. En términos generales, el turismo religioso, “complementa la importancia del turismo cultural” y “representa una oportunidad para el desarrollo de actividades turísticas, ya que, a diferencia del turismo tradicional, éste hace viajes repetidos al mismo sitio en un periodo menor y por lo tanto resulta ser un turismo más fiel al sitio de visita”. Las muestras de devoción de nacionales y extranjeros, sobre todo del culto católico, se han convertido en la imagen común de muchos templos, especialmente de aquellos que poseen imágenes milagrosas como la Virgen de San Juan de los Lagos, en Jalisco, y el Señor de Chalma, en el estado de México. En el país tienen lugar, durante todo el año, procesiones y peregrinaciones en honor a diversos santos, vírgenes y patronos. Sin embargo, son las de Semana Santa, tradicionales por su realismo y sufrimiento, y las del 12 de diciembre, dedicadas a la Virgen de Guadalupe, las más conocidas internacionalmente. Ya entrando en el tema del viaje he de narrar brevemente las particularidades de dichos sitios:
El primer punto de parada fue Plateros, en el municipio de Fresnillo, Zacatecas, de acuerdo con los lugereños, Plateros es el tercer centro religioso más importante del país, ya que ahi se encuentra el Santuario del Santo niño de Atocha cuya figura fue traída desde Atocha en España. También se venera al Señor de los Plateros. El santuario es visitado por miles de peregrinos durante el año, siendo el 25 de diciembre el día de su fiesta mayor. En él se pueden observar miles de exvotos en donde los fieles agradecen al Santo Niño por los milagros realizados. Dentro del santuario existen salas completamente tapizadas de éstos exvotos creados por los fieles, donde dan su testimonio sobre milagros realizados por el Santo Niño de Atocha. Desde lo alto del cerro que está en frente de la iglesia se pueden observar los llanos semi desérticos de Zacatecas así como una vía del ferrocarril y a lo lejos algunas lagunas con poca agua.
El segundo punto del viaje fue un pueblito llamado Tacoaleche, Zacatecas es el lugar donde se adora a el niño de las palomas y ahí se reúnen miles de fieles procedentes de diferentes estados de la República, y también de algunos países centroamericanos y de Estados Unidos para agradecer al Niño por algún algún favor recibido y el día 7 de enero es su festejo La parada siguiente es, El Cristo Roto de la Isla es una de las cinco esculturas más grandes de México. Se encuentra edificada en el corazón de la Presa Presidente Calles, en el municipio de San José de Gracia, Aguascalientes, en México. Mide 25 metros y está montada en una base de 3 metros de concreto premezclado y acero reforzado dando un total de 28 metros de altura.La imagen está inspirada en el éxodo ante la catástrofe de la que fue objeto la población, además de ser un recordatorio de los enfermos y oprimidos.
El cuarto sitio fue San Juan de los Lagos, donde se venera a la virgen de San Juan de los lagos o Cihualpilli la cual es visitada por millones de peregrinos al año llegados de todos los rincones de México, parte de los Estados Unidos, América Latina y algunos lugares de Europa, cuya basílica ocupa el segundo lugar en cuanto al número de visitantes en México, pues el primer puesto lo tiene la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.
Finalmente ya en Guanajuato tuvimos como destino el Cerro del Cubilete, que es una elevación situada en el municipio de Silao, y es supuestamente el "centro geográfico" de la República Méxicana. En su cima se encuentra el monumental Cristo de la Montaña, construido en los años de 1940, pero un monumento anterior data de la década de 1920, el cual fue bombardeado y dinamitado por órdenes de Plutarco elias Calles, en el contexto de la Guerra Cristera. Actualmente es uno de los más importantes y más representativos de la fe católica en México, recibiendo multitudinarias peregrinaciones durante todo el año. Desde la cima se pude apreciar una amplia vista del bajío guanajuatense.

Creditos: Blogger Publicado por Enrique Aguilar

29/6/09

San juan de los Lagos


El municipio de San Juan de los Lagos se localiza al noreste del estado de Jalisco, en la zona llamada los altos de Jalisco.

Este lugar fue poblada por habitantes de Santa María de los Lagos, por lo que éstos le llamaron San Juan de los Lagos.

Es un santuario que recibe miles de peregrinos y manifestaciones de agradecimiento y petición a la virgen patrona. La Catedral Basílica “Santuario de la Virgen de San Juan de los Lagos” (originalmente virgen de la Concepción) data del siglo XVIII, su fachada es de cantera rosa con dos esbeltas torres de estilo barroco edificado sobre una extensa explanada de 3 metros de altura desde el suelo de la plaza.
Fue hecha como regalo de un religioso a los indios la cual representaba a la Virgen de la Concepción, pero más tarde toma el nombre del lugar; desde entonces es llamada “Nuestra Señora de San Juan de los Lagos”.

En la plaza y alrededor estan instalados decenas de comerciantes que ofrecen su artesania religiosa: velas, exvotos, tierrita de San Juan, fotografías, cuadros de la Virgen, novenas y folletos ocupan las aceras inmediatas a la catedral.
Dificil resulta ver las fachadas de las casas y locales de esta población, ya que la suma de estos comerciantes forman un gran entorno comercial religioso.

En esto radica su atractivo turistico religioso, por ello el desarrollo de la hoteleria a sido notable superando a cualquier otro municipio de los altos de Jalisco.

En San Juan se vende de todos los productos que se elaboran alrededor de este poblado: los tejidos de Aguascalientes, los bordados alteños, las artesanías de madera de Teocaltiche, la cerámica de Tonalá, el cuero de León, la cajeta de Celaya, etc.

San Juan también tiene su pocito (Templo parroquial del posito), cuya historia relata que en esta rocosa y seca comarca, una niña golpeó con una vara la roca brotando agua. Como en todos estos casos la niña desapareció. Ahora se levanta una estructura a donde llegan los peregrinos a congregarse y saciarse con el agua bendita que ahí se encuentra.



14/4/09

Oaxaca


La ciudad de Oaxaca se localiza en la región sur de la República Mexicana, justo en medio de una zona rodeada por cuatro valles, los cuales, a su vez, son protegidos por tres importantes cadenas montañosas, lo que favorece su clima templado que promedia una temperatura anual de 18ªC.
En esta ciudad, capital del estado del mismo nombre, podrá admirar la arquitectura de los bellos edificios que engalanan su centro histórico, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: la Catedral, el Templo y Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán y la Basílica de la Soledad, así como el Teatro Macedonio Alcalá, entre otras magníficas construcciones coloniales y decimonónicas. En los portales que rodean a su plaza principal, en las numerosas tiendas que encontrará en los alrededores de su centro histórico y en sus mercados tradicionales, como el "Benito Juárez" o el "20 de noviembre", encontrará todo tipo de artesanías provenientes de las diferentes regiones que conforman el estado de Oaxaca, entre las que destacan los coloridos "alebrijes", las espadas, los textiles de lana y los bellos trabajos de barro negro. En estos lugares llenos de tradición también podrá saborear los exquisitos platillos que identifican a su cocina tradicional: los "tamales", los "moles", el "quesillo" y el famoso mezcal, la bebida típica de la región, la cual es elaborada de la planta del maguey.

En los alrededores de la ciudad podrá visitar las zonas arqueológicas de Monte Albán y Mitla, antiguas capitales de las culturas prehispánicas zapoteca y mixteca; el poblado de Santa María del Tule donde podrá admirar la espectacular figura del famoso "Árbol del Tule"; y los magníficos escenarios naturales del Parque "Benito Juárez" o las espectaculares cascadas pétreas de Hierve el Agua, todos ubicados a pocos kilómetros de la antigua Antequera (Oaxaca), una de las ciudades más encantadoras de la República Mexicana.

Arqueología en Oaxaca



Monte Albán. Alrededor del 500 a.C. los zapotecas necesitaban defenderse en contra de invasores. Si escalas Monte Albán al amanecer podrás ver la niebla matutina. Esta perdura sobre el valle como un velo nocturno y se eleva cuando sale el sol. Quizás ésta es la razón por la cual los zapotecas suelen autonombrarse la “gente de las nubes”. La civilización de Monte Albán existió del año 500 a.C. al 1500 d.C.

Mitla. Alrededor del año 700 d.C., después de que la civilización de Monte Albán comenzara a declinar, los zapotecas construyeron una civilización en el valle Mitla en vez de situarse en la cima de una montaña. En los palacios de las familias de la élite encontramos presente una gran influencia mixteca en el trabajo artístico y en las decoraciones elaboradas de muros.
Esta excursion puede ser de un fin de semana, pero se puede hacer de mas dias visitando Huatulco, Puerto Angel y Puerto Escondido

Xochimilco

Xochimilco es un nombre náhuatl que nos transporta hacia el pasado prehispánico de un México que brilló con esplendor, es el lugar donde se cultivan las flores -lo que le da origen a su nombre.Las tribus nahuatlacas en su medio lacustre construyeron un medio para navegar por los lagos y canales de Gran Tenochtitlan, llamado "acallis".
Con la llegada de los españoles a Tenochtitlan, el nombre de acalli desapareció y se introdujo el nombre de canoa, cuyo nombre proviene del antillano. La construcción de estas embarcaciones dependía de la capacidad y el uso para el que eran empleadas.Las canoas chicas y grandes son usadas para el transporte doméstico y el turístico. La trajinera aparece en el porfiriato, por necesidad de agradar a los catrines que comenzaron a visitar los canales de Xochimilco. Las primeras trajineras eran adornadas con arcos de florales y con ramas de ahuejote, con collares de flores amarrados con tule o chacaltule, que eran colocadas en la parte de enfrenten de la trajinera.

Como los catrines, en ese tiempo, se quejaban del sol, se adaptó un techo de manta y unas sillas medianas de madera tejidas de tule para disfrutar del bello paisaje de esa época, el arco fue cambiado por una portada hecha por un colchón de zacate, el cual se coloca en un bastidor de madera. Los nombres de Lupita, Margarita o Juanita fueron colocados a petición de los catrines para festejar alguien con ese nombre o simplemente para engalanar el nombre de alguna de sus prometidas o novias.


Otro de los cambios que sufrieron las trajineras fue el techo de manta por uno de lámina, que actualmente conocemos. Se instalaron mesa y sillas de madera tejidas de tule. Las portadas actuales son hechas con la misma técnica, solo que la flores, por economía, se sustituyeron por flores pintadas sobre papel mache y pasta.

Actualmente existen astilleros que construyen canoas y trajineras en los barrios de Caltongo, Xaltocan, la Santísima y la Asunción, donde también son reparadas.
Mercado de Plantas
En cuestión a la comercialización de plantas, Xochimilco cuenta con 4 mercados: "Palacio de la Flor", el "Mercado de Madre Selva", que se ubica en el bosque de Nativitas,el Mercado histórico de San Luis Tlaxialtemalco y el Mercado de Plantas y Flores de Cuemanco.
Este ultimo mercado es el más grande de Latinoamérica; tiene una extensión de 13 hectáreas, formando parte de un área del rescate Ecológico y siendo el principal centro de acopio de plantas actualmente pone a tu disposición una gran variedad de bellísimas plantas y flores, donde la principal función es su venta por parte de productores.
Niño Pa
Además de su atractivo natural, Xochimilco cuenta con un amplio acervo cultural, donde una de las tradiciones más representativas se realiza con el culto al Niñopa, que es el niño Dios. Su nombre sugiere dos orígenes; uno formado por la palabra niño y el locativo náhuatl Pan, que significa lugar. El segundo, compuesto por dos palabras castellanas: niño y padre, de ésta última derivó el apócope pa.

El 2 de febrero, el día de la candelaria, el Niñopa principia su ciclo anual. Recibe la adoración de sus fieles, pero también visita a los enfermos en sus casas y hospitales; traslados en los que siempre es acompañado de chinelos, que bailan respetuosamente.



Huasteca Potosina


Arribar a Ciudad Valles, al sureste de San Luis Potosí, es el inicio de la aventura. De ahí, a cualquier punto de interés sólo hay una separación de 120 minutos, los cuales comparados con la diversión, la emoción y el fluir de la adrenalina, son olvidados por completo hasta el momento de regresar, pero esta vez mitigados por el cansancio y la satisfacción de haber hecho algo distinto, emocionante y audaz.
¿Por dónde empezar? Por donde se prefiera. Un descenso en el Río Santa María (rafting), hará vibrar todo tu ser, en primera instancia por el vértigo de la corriente y el movimiento constante de la balsa y después por la contemplación del paisaje, el encañonamiento de las aguas del Río Tampaón y los riscos de impresionante magnitud, en un viaje de cuatro horas y media.
Si de pendientes hablamos, nada como practicar la escalada o descenso en cuerdas (rappel) y esto se da en la Cascada de Tamul, donde los más intrépidos, en un abrir y cerrar de ojos realizan la hazaña, otros por el contrario, al mirar el precipicio y paralizarse por el miedo deben ser asistidos por los guías.
Del mismo modo, está la tirolesa, un deslizamiento a buena velocidad por un alambre con una distancia de 200 metros sobre la espesura de la selva que se localiza en el municipio de Aquismón.
En el último de los casos, cuando por fin se ha derrotado al pánico y han triunfado los deportes extremos, para lograr una relajación total, el visitante podrá contemplar la llegada de miles de vencejos y guaguas en el sitio conocido como el Sótano de las Golondrinas, (los lugareños llaman a los vencejos golondrinas, de ahí el nombre del pozo), tiene una profundidad de 500 metros (350 en caida libre) y 70 de diámetro. Es el albergue natural de miles de aves de estas especies, las cuales desde muy temprano salen a pasear por diferentes regiones y verlas llegar o partir es un verdadero placer.


Asimismo, en el municipio de Xilitla, se encuentra el palacio de Sir Edward James, con 23 estructuras inacabadas y de extraña composición, la mayor parte de la edificación pertenece al jardín y compagina con la naturaleza. En la entrada se descubren piezas con la figura de siete serpientes (los pecados capitales), “Los anillos de la reina”, la escultura de las manos del propietario como bienvenida, “El Pasillo de las orquídeas” y “La casa de bambú”, que es estancia de los animales de la zona, entre otros.

Además, la zona arqueológica de Tantoc, es la muestra fehaciente de la existencia de los pobladores de la Huasteca Potosina. Descubierta en 1988, en la actualidad prosiguen las investigaciones y será abierta al público a mediados de este año.


Vallarta



Completamente diferente a cualquier otro destino de playa en México, geográficamente diverso por sus montañas, jungla, playas, ríos y cascadas, Puerto Vallarta se localiza en la parte occidental del estado de Jalisco, mirando al Océano Pacífico, con una gran variedad de recorridos y actividades, una oferta de restaurantes que va desde lo más accesible hasta experiencias gourmet y múltiples sitios para ir de compras.

De paseo por la ciudad
Esta hermosa localidad, antaño conocida como Puerto Las Peñas, en el Valle de Banderas, Obtiene el nombre de Puerto Vallarta el 31 de mayo de 1918 que se le concedió el título de municipio.Hoy, enclavada en Bahia de Banderas , Puerto Vallarta tiene una población de más de 300 mil amigables residentes y cubre más de mil 200 kilómetros cuadrados, en los que sus pintorescos edificios coloniales, calles adoquinadas, tejados españoles de azulejo rojo y una profusión de flora y fauna selváticas, le dan un característico sabor a provincia.
Su belleza y encanto están simbolizados por la Iglesia de Guadalupe, construida en 1951 y localizada en la plaza principal. La torre de la campana, de ladrillo rojo, está cubierta por una corona moldeada, como la que portaba la Emperatriz Carlota de México en el siglo XVIII. Para los amantes del arte, cuenta con importantes galerías que tienen mucho que ofrecer. Dos de los lugares que no puedes dejar de visitar son San Sebastián del Oeste; la mejor manera de acceder a este pueblo pintoresco es mediante avioneta o en vehículos todo terreno. Por su parte, Talpa de Allende, es una localidad al sur de San Sebastián y el sitio al que se dirigen las peregrinaciones de la Virgen de Talpa.
La famosa Marina
Puerto Vallarta es la zona más apropiada para llenarse de energía en las distintas temporadas del año. Existen infinidad de oportunidades recreativas, entre ellas, las deportivas como el buceo, regatas con vela, pesca, esquí y motonáutica. En el norte de la entidad se localiza la Marina Vallarta, el mayor puerto deportivo de México, famoso por albergar lujosos yates y veleros procedentes de todo el mundo. Su singularidad y fama se la ha ganado también por estar rodeado de hoteles de gran categoría y campos de golf.

Sus hermosas playas
Con más de 300 días soleados al año y una temperatura promedio de alrededor de los 28 grados centígrados, Puerto Vallarta es el paraíso, además de poseer una versátil oferta de alojamiento que va desde 4 y 5 estrellas hasta Gran Turismo. Dentro de los sitios que puedes visitar para disfrutar de sol, mar y arena, te sugerimos:
Bahía de Banderas, el segundo puerto natural más grande en Norteamérica, gracias a que cuenta con más de 100 millas de línea costera.Aquí se puede llevar a cabo desde la observación de ballenas hasta el parasailing, saltar del bongie sobre el Pacífico, practicar winsurfing, snorkel, buceo, pasear en un jet ski o pescar. La mayoría de sus playas son normalmente tranquilas y seguras para nadar casi todo el año.

Al norte de Puerto Vallarta se encuentra Playa de Oro y el distrito de la marina. La playa es amplia, de arena dorada y con pequeñas áreas rocosas, muy popular tanto para turistas como para los habitantes locales, debido a sus deportes acuáticos.
Un poco más al norte esta Punta de Mita. Estas playas del norte, las cuales están sujetas a oleaje fuerte, son perfectas para surfear; lo mejor del windsurfing también tiene lugar en esta área.
Al sur encontrarás numerosas riberas pequeñas. La Playa de Mismaloya suele ser la más tranquila: es una ensenada bastante apartada que aún conserva un hermoso paisaje, a pesar del creciente desarrollo y es un excelente lugar para relajarse recostado en su fina arena.
Boca de Tomatlán, la última de las playas que es accesible por carretera, es sencilla, con numerosos restaurancitos de mariscos y puestos de tacos, excelente para nadar, serena y pacífica. Puedes alquilar aquí una de las lanchas locales para que te lleven a Yelapa, las Ánimas o Quimixto, a las cuales sólo se puede acceder mediante transporte marítimo. Si buscas pasar más de un día por estos parajes, Yelapa es un buen sitio para hospedarse
Destiladeras y Los Veneros son dos de las playas que más disfrutarás en el área norte. El snorkel y también el windsurfing (bajo las condiciones apropiadas) son una experiencia apasionante en las Islas Marietas, las cuales han sido preservadas por el Gobierno Mexicano como un santuario de aves, al que sólo se accesa en lanchas, que pueden ser rentadas en muchas de las playas de la zona norte.
Conchas Chinas es excelente para snorkelear y pasar un buen rato en la playa. Si tú eres del tipo aventurero, que puede saltar del bongie desde una plataforma construida en un peñasco sobre el océano, no dudarás en hacerlo, porque además de conocer un hermoso escenario (aunque de una forma peculiar), subirá tu adrenalina al máximo; eso sí, no es apto para cardíacos.
Pesca y observación de ballenas
Puerto Vallarta es considerada como la bahía más bella del mundo, en donde se puede practicar la pesca de altura en mar abierto, o en agua dulce, en las montañas locales. Todo tipo de peces habitan en sus aguas: marlin, pez vela, dorado o huauchinango pueden ser capturados desde una amplia variedad de botes pesqueros, ya sea en flota o desde una de las lanchas que pueden ser rentadas en Punta Mita, La Cruz de Huanacaxtle, Bucerías, Mismaloya, Boca de Tomatlán y Yelapa. Bahía de Banderas es el hogar de una colonia de ballenas jorobadas. Muchos recorridos están disponibles para ver a estos magníficos cetáceos.

La vida nocturna empieza tarde y continúa hasta los primeros rayos del sol, pero igualmente, prolifera el entretenimiento para aquellos a quienes les gusta estar en la cama a temprana hora. Muchos restaurantes presentan música en vivo y a menudo sin horario, así como imprevistos conciertos a lo largo del malecón.Posiblemente querrás pasear por este bello andador frente al mar y observar a la gente. Esto es algo común en la cultura de Puerto Vallarta que no deberías perderte.El paisaje, anidado en los valles verdes y las montañas dentadas que avistan las estrechas calles adoquinadas de la ciudad de Puerto Vallarta, los pueblos idílicos de la era colonial de San Sebastián, Mascota y Talpa, seducen a los viajeros al experimentar otra faceta de este lugar de ensueño.

Viajes icaro te diseña esta excursion

Guadalajara

Dentro de sus edificios, verdaderos cofres de cantera que guardan invaluables tesoros artísticos, históricos y culturales, está escrita a cincel o a pinceladas, fundida o biselada, tallada o simplemente flotando en el ambiente, la historia desde sus días como capital de la Nueva Galicia hasta erguirse majestuosa como lo es en la actualidad.
El Centro Cultural Cabañas
Es sin duda la ciudad más mexicana, ya que lleva en sus venas el zumo fermentado del agave azul y parece moverse al son del mariachi mientras el viento dibuja en sus laureles suertes charras; tiene sabor a lo nuestro y como tal se refleja ante el mundo.Su centro histórico, donde se encuentran estos arcones admirables, es un mosaico de magníficos recintos. Su toponimia proviene del árabe Wad-al-hid-jara y se debe a Juan de Oñate, a quien Nuño Beltrán encargó fundar una villa en occidente mientras él continuaba la conquista de México dirigiéndose hacia el norte. Reubicada una y otra vez por la rebeldía de los naturales cascanes, aún siendo reconocida por el rey Carlos V como ciudad, Guadalajara no pudo establecerse sino hasta 1542, el 14 de febrero, con una población de 240 habitantes.De ahí en adelante, la historia no deja nichos sin llenar con pasajes importantes; entre batallas y movimientos sociales y religiosos; entre vuelos de realeza y sudor de jimadores, la ciudad fue forjándose una historia apasionante que puede sentirse en sus edificios coloniales.



El Teatro Degollado
Arquitectura religiosa a granel
Los templos son, sin duda alguna, un claro ejemplo de ello y al andar por las calles del corazón tapatío aparecen una y otra vez, mostrándonos la grandeza con que fueron construidos; no en balde a Guadalajara se le llamaba la “ciudad conventual”. El principal por supuesto es la Catedral, con su gótico y bello interior. Su construcción fue ordenada por el rey de España en 1561 y continuó hasta 1716, año en que fue consagrada, tras terminarla el Arquitecto Martín Casillas, quien también dirigió la obra de la catedral de México.
Su fachada principal es una de las más bellas obras de cantera. Sobre la cornisa, se encuentran tres esculturas: la Virgen de la Asunción, San Pedro y San Pablo. Los remates de sus torres no son los originales, ya que un sismo los derribó en 1818. Su historia es pintoresca, ya que se dice que el obispo Aranda y Carpintero comía en un plato con unas torres góticas europeas y de ahí le surgió la idea de construir los remates actuales; las torres se edificaron con piedra pómez, recubriéndose con azulejos; fueron terminadas en 1854. Al lado derecho de la Catedral se ubica el Sagrario, con un frontón donde aparecen la fe, la esperanza y la caridad.


Palacio de Gobierno
Mural de la Independencia en el Palacio de Gobierno
La obra civil, valor arquitectónico
El Palacio de Gobierno es digno representante de este tipo de construcciones y testigo de importantes sucesos de la historia. Entrar en él es abrir un libro pletórico de hechos trascendentes; es situarse en el espacio de aquellos momentos, revivirlos y formar parte de ellos. Construido primitivamente de adobe, en 1650, fue sede de la Audiencia de la Nueva Galicia hasta ser derrumbado por un terremoto en 1752. Se reconstruyó completamente en cantera, terminándose en 1790. En la fachada muestra sus dos niveles con una dignidad acorde a sus funciones y en su interior, podemos observar en la escalera principal una de las obras más bellas del destacado muralista Clemente Orozco, con motivos que destacan al centro la figura de Hidalgo que lleva la tea ardiente de la libertad, flanqueado por diversas escenas sociales.
En el segundo nivel, otro mural del mismo autor, muestra los tres grandes movimientos revolucionarios de México: Independencia, Reforma y Revolución. El edificio ha sido en dos ocasiones Palacio Nacional; en él residió Miguel Hidalgo; posteriormente Benito Juárez y fue ahí que estuvo a punto de ser asesinado por los reaccionarios, detenidos por el famoso discurso de Guillermo Prieto: “Los valientes no asesinan”.
Al otro lado, cruzando la Plaza de la Liberación, se puede observar el Palacio Legislativo, que fuera casa del obispo Juan Gómez de Parada, para después ser la Real Fábrica de Tabaco. Su fachada de estilo neoclásico es realmente interesante.
A un lado está el Palacio de Justicia. Fue convento en 1590, cuando se construyó, y también fungió como Liceo para Señoritas, hasta tener sus actuales funciones a partir de 1952. Se aprecia en el cubo de su escalera un mural elaborado por el tapatío Guillermo Chávez, que representa la Reforma y la Constitución, además de una mujer que caracteriza a la justicia.
Del otro lado de la avenida Alcalde está el Palacio Municipal, situado en donde fue la casa del Marqués de Pánuco, que después de reconstruida sirvió de Casa de Moneda.



La Plaza de Armas
La Catedral es el centro de una “cruz” formada por cuatro plazas que le dan mayor esplendor a los mencionados edificios. Al oeste, frente a ella, se encuentra la Plaza Guadalajara, antes llamada de los Laureles, ya que en sus jardines crecen estos árboles que amalgaman naturaleza, piedra y hombre. Al cumplir la “perla de occidente” 450 años de su fundación, se le dio su nueva denominación; al este, viendo hacia el ábside de la Catedral, se encuentra la Plaza de la Liberación. Una escultura representa a Hidalgo rompiendo las cadenas de la esclavitud, lo que le da su nombre; viendo al norte nos hallamos con la Rotonda de los Hombres Ilustres, rodeada por estatuas de bronce de los hijos pródigos de Jalisco; al sur está la Plaza de Armas, la más bella de este conjunto de entornos donde la sociedad palpita día con día. Hasta antes del siglo XX era el centro obligado de reunión, siendo su atractivo hasta la fecha el kiosco traído desde Francia en tiempos de Porfirio Díaz, donde pueden escucharse igual que antaño las vespertinas serenatas. Las estaciones del año, levantadas sobre pedestales representadas por mujeres de bronce, miran a los puntos cardinales.


Aquella con un búcaro de flores en su mano izquierda es la primavera; la de un seno descubierto y coronada de espigas el verano; la que se muestra pensativa es el otoño y la más pudorosa, ataviada con un traje que la cubre del todo, caracteriza al invierno, dando a la plaza un encanto sin igual.Mucho más actual es la Plaza Tapatía, conformada por varias plazuelas, jardines, paseos y fuentes que dan espacio para la cultura al igual que el recreo. De ellas llama la atención la Plaza de los Fundadores. Ahí están las estatuas de Beatriz Hernández -mujer que decidió el lugar de fundación de la ciudad-, y de su primer alcalde, Don Miguel de Ibarra.

Fuente "La Minerva"
Los edificios culturales del centro Histórico podrían ser motivo de un reportaje aparte, mas no es posible hablar de esta ciudad sin mencionar al Teatro Degollado, cuya primera piedra se asentó en 1856, inaugurándose 10 años después con la ópera “Lucia de Lammemoor”, figurando en el reparto la soprano mexicana Ángela Peralta. Fue reinaugurado en 1964, siendo interpretada esta vez la 9a sinfonía de Beethoven, por la Sinfónica de Guadalajara.
Basado en la Scala de Milán, sus columnas y el realzado escultórico de Apolo y las nueve musas, lo hacen una maravilla.
A tan solo unas calles, se alcanza a distinguir una obra maestra de arquitectura colonial; su grandeza puede suponerse en nuestros días contraria a su función inicial: darle albergue a los niños huérfanos y personas desamparadas. Su nombre entonces describía su fin: Casa de la Misericordia; hoy lleva el apelativo de su fundador, es el Hospicio Cabañas, creación de Manuel Tolsá, que en la capilla tiene plasmado el talento de José Clemente Orozco, destacando en ella la que muchos consideran la mejor realización del artista, el “Hombre de fuego”, que decora la cúpula. Hoy, es un espacio cultural de primer orden para la ciudad y el país.



Tlaquepaque - Tonala - Zapopan
Tlaquepaque, en la actualidad conocido como Tierra de Artesanos o Alma de México, tiene para quien goza de ir de compras, infinidad de tiendas de cerámica, barro, vidrio soplado, muebles rústicos, latón, telas, joyería fina de plata y oro, artículos de piel, dulces regionales y todo tipo de artesanías nacionales.
Tonalá, lugar por donde sale el sol y la Cuna Alfarera de Jalisco, ofrece un oasis repleto de costumbres, tradiciones y música que danza al ritmo de los Tastoanes.
Para quien gusta del buen comer, en Zapopan, encontrará pozole, tamales, gorditas, sopitos, chalupas, enchiladas, quesadillas, el tejuino, que es una bebida popular y muy solicitada.
En fin, el espacio siempre es corto para describir una ciudad como Guadalajara, hermosa y pujante, bien llamada la Perla de Occidente que cautiva a propios y extranjeros y que siempre es algo más que mariachis y tequila.